Desde la entrada en vigor en el año 2007 del Procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios de nueva construcción, todas las viviendas nuevas deben disponer de una etiqueta de eficiencia energética, como las de los electrodomésticos, donde queden reflejadas valoraciones comparativas con el fin de que los consumidores puedan comparar y evaluar la eficiencia energética del edificio.

De esta manera, si una vivienda tiene una calificación energética “E” consumirá más energía y tendrá más emisiones de CO2 que una “D” o una “C”, o si tiene una calificación “C” consumirá más que una “A”.
Las viviendas que se venían construyendo hasta el año 2007 tenían una calificación energética “E” como máximo.
Desde que en ese mismo año 2007, se aprobó la nueva normativa de edificación, el Código Técnico (CTE), las viviendas que cumplen con esta nueva normativa alcanzan una calificación energética “D” gracias al pequeño incremento de aislamiento que impone el CTE.
ANGLEZERO taller d’arquitectura ha proyectado, diseñado y ya ha empezado las obras en Cullera de una vivienda con calificación energética “A”.
El aumento considerable del aislamiento de la vivienda, la buena orientación y protección de los huecos y ventanas (diseño bioclimatico) y la buena calidad de dichas ventanas lo ha hecho posible. También se ha dispuesto de ventilación mecánica controlada con recuperador de calor en el interior de la misma que le confiere un ambiente limpio y saludable.
Todo ello sin incremento de coste en la construcción, con lo que el ahorro indirecto en calefacción y refrigeración es inmediato, desde el primer día de uso de la vivienda.
Esta vivienda además dispone de otras mejoras con el fin de aumentar el confort y el ahorro de sus propietarios y de dar respuesta al interés de los mismos de respetar el entorno y cuidar el medio ambiente:
1- El agua caliente de los baños y cocina se obtiene mediante paneles solares hasta en un 84% del consumo anual
2- Calefacción y refrigeración mediante suelo radiante con bomba de calor.
3- El agua de lluvia se recupera, se almacena y se reutiliza para riego de la parcela y limpieza de vehículos.
4- Las aguas grises que se recuperan de los lavabos y las duchas se filtra, se almacena y se utiliza para las cisternas de los baños.
5- Las cubiertas de la vivienda son vegetales, aprovechando para plantar una pequeña huerta para consumo propio.

6- La vivienda se ha diseñado adaptándose a la pendiente y respetando al máximo la vegetación de la parcela, manteniendo una pequeña pinada existente. La madera de los pinos que se han cortado se almacena para alimentar una chimenea que se ha dispuesto en el salón. Esta vivienda, además, ha obtenido la máxima calificación que otorga el Instituto Valenciano de la Edificación a través del Perfil de Calidad de la Edificación. Dicha calificación ha sido de “muy alta” tanto en el apartado ahorro de energía como en el de uso sostenible de los recursos naturales.

El Perfil de Calidad es un distintivo que diferencia a unos edificios de otros para que el usuario tenga una información más transparente de lo que va a adquirir. Es asimilable a la clasificación de hoteles mediante estrellas, o la clasificación de restaurantes que se hace mediante tenedores.

Como nota adicional, hay que destacar que gracias al gran aislamiento del que dispone la vivienda, a su gran estanqueidad a las filtraciones de aire y la ventilación mecánica controlada con recuperador de calor hemos conseguido reducir a la mitad el consumo energético que establece el estándar Passivhaus alemán en las calificaciones de viviendas de este tipo, lo que en España se conoce como casas pasivas.


Además de esta vivienda, ANGLEZERO taller d’arquitectura está empezando las obras de otra vivienda también en Cullera cuya calificación energética es “B”, siguiendo así una línea de trabajo en la que intenta buscar nuevas formas de construcción con el fin de incrementar el ahorro y la calidad ambiental en sus edificios pero sin aumentar los costes de construcción, favoreciendo así los intereses de nuestros clientes.