En relación al tema que comenté con anterioridad respecto a la necesidad de crear espacios en la calle para poder estar tranquilamente sentado, jugando los niños y sin preocuparse por el tráfico, os traigo una propuesta que he hecho para el Mercado de Cullera. Crear una zona peatonalizada puede presentar una inversión importante. Pero si ya tenemos una zona «peatonalizada», ¿porqué no aprovecharla? El Mercado de Cullera tras la remodelación pr

imero de las espacios cerrados y después de la zona abierta descubierta ha quedado fantástico. Pero puede aprovecharse mejor. La zona de mercado tradicional no tiene la actividad que debería porque está mal relacionado con la calle (poca visibilidad, accesos elevados con escaleras…) y tiene poca relación con la zona abierta del interior, entre otras cosas porque no está abierto cuando más gente hay, por la tarde.
¿Qué pasaría si abriésemos la zona comercial del Mercado hacia esa zona? Pues que tendríamos una estupenda zona para estar, generaríamos nuevas actividades comerciales y impulsaríamos las ya existentes. Solo hace falta una pequeña reestructuración de los espacios y una pequeña remodelación de las fachadas que dan a la zona ajardinada.