Aunque en muchos medios se están haciendo eco sobre el gran “éxito” en los acuerdos alcanzados en la cumbre sobre el cambio climático celebrado en París, la verdad es que los resultados han sido verdaderamente decepcionantes. La alegría que mostraban la mayoría creo que se debía, más bien, a que muchos veían con alivio el momento para salir de allí y dedicarse a otras cosas “más importantes”. La mayoría de los países más contaminantes, entre ellos China y EEUU, no van a cambiar sus políticas de crecimiento por mucho cambio climático que les pongan en las narices. Los países emergentes creen que la labor en su mayor parte debe corresponder a los países ricos y a Europa sólo le interesa no depender de los productores petrolíferos que se encuentran, prácticamente en su totalidad, fuera de sus fronteras. Decir que no hay que subir la temperatura 2ºC o a lo máximo 1’5ºC (cuando el objetivo debería ser que no subiera ni un grado más) es ridículo. Pero además no aplicar sanciones, que todo sea voluntario y que la inversión sea de mínimos es una auténtica burla. Mientras haya gobiernos que sigan gravando el autoconsumo de energía solar y las cumbres contra el cambio climático sean un “teatro” de cara a la galería, la situación va a continuar como hasta ahora. Algunos seguiremos intentando hacer las cosas de forma diferente e intentando concienciar a la gente de verdad, porque las cosas se consiguen cambiar desde abajo. Los de arriba están a lo que están. Parece que tengan un espejo ante sus ojos, donde solo ven el reflejo de ellos mismos.

01  05 02 03

51212069. París, 12 Dic. 2015 (Notimex-Especial).- El texto de acuerdo propuesto hoy por la Presidencia francesa de la COP21 sobre Cambio Climático y aún pendiente de ser aprobado, reporta avances que abren la ruta para una lucha global contra el fenómeno, y establece nuevos mecanismos para su desarrollo. NOTIMEX/FOTO/ESPECIAL/COR/POL/